lunes, 11 de enero de 2010

Para Paco...

Para un buen amigo que está pasando una mala racha, no se me ocurre nada mejor que recitarle estos versos de  uno de mis poetas de cabecera, Mario Benedetti:


NO TE RINDAS

No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.

Porque no estás solo, porque yo te quiero.

5 comentarios:

Martín de Sevilla dijo...

Precioso... he entrado por primera vez en tu Blog, desde Blogueros de Sevilla, y lo añado en mis favoritos. Mucho ánimo para tu buen amigo...

Martín.

Anónimo dijo...

Mucha fuerza para tu amigo... bonito gesto de tu parte.

También vengo de la web de los blogueros sevillanos.

Aurora García.

Híspalis dijo...

Qué mayor fuerza y apoyo que la amistad. Detalles como estos también ayudan ante cualquier problema, no tengas dudas. Mucho ánimo para tu amigo y dale, al menos, la enhorabuena por tenerte como amigo.

Mucho ánimo y "siempre de frente".

cibersan dijo...

Esta muy chevere tu blog....felicidades

ahi te dejo para que lo cheques:
www.tumentepoderosa.blogspot.com

fer

Anónimo dijo...

Que rápido es todo…. Leí hace tiempo un cuento de un Castillo y una Cuchara con arroz. Me prometí entonces, que si alguna vez me ocurría algo así prestaría más atención a las estancias, los muebles, los cuadros, los libros, las cortinas y que le dieran por donde amargan los pepinos a los granos de arroz. Pero nada es tan hermoso como una narración...
Hoy, de la mano de un masón Thomas Jefferson, me ha traído al territorio Ecléptico de un Hermeneuta. Y he leído una publicación de una hoja que me acompaña en mi bitácora diaria, una hoja que recibí…
Pronto hará casi dos meses….y he estado más pendiente de la cuchara del arroz…
Pero; he estado!, estoy!, vivo!; y cada día vivo un poco más enfrentándome a mis dragones, a mis plañideras; a mis cortesanos…y por esa extraña interrelación que nos agrupa, cada “pasito” es una forma de darte las gracias.
Tu fe, en mi me ha recordado que también yo tengo fe en mi y que la vida es un patio donde jugar cada día y aprender algo más. Que esa aventura hay que compartirlo con demás, porque si no: ¿Dónde está la gracia del juego?.
Las palabras son hermosas, siempre lo son. Pero las acciones son actos divinos de naturaleza Humana, esa gran fuerza que mueve el universo…
Esas acciones, imprimieron en mi algo tan importante, que son de esas que no se pueden leer, escribir o traducir.
Pero fíjate, deseo de todo corazón que nunca tenga que retornarte la energía que me regalaste…porque no quiero que visites ese País donde me perdí a mi mismo, ni yo ni nadie. La vida nos dará otro tipo de oportunidades.
Así, que lo que estoy aprendiendo a es a ser luciérnaga, porque para faro, piden el Máster…, con eso doy luz, porque te puedo contar que sé de verdad que las personas se quieren…y tengo que contárselo a los demás.
Como yo te quiero…
Gracias a todos, he vuelto a entonar una canción, respirar profundo disfrutando sintiendo el aire llenar mis pulmones, saborear el chocolate y desear una acaricia. Así que vamos todos a ello.