martes, 5 de febrero de 2008

PEQUEÑO MANUAL DE DEBATE PARA POLÍTICOS DE IZQUIERDAS

O cómo se debe debatir con los conservadores
Basado en los trabajos de George Lakoff y el Rockridge Institute (“Think Tank” progresista de EE.UU.)

CUESTIONES BÁSICAS

  • Ten buen humor.

  • Ten buen talante.

  • Mantén la calma. Ellos ganan cuando consiguen que grites o que pierdas el control.

  • Mantén el tipo.

  • Actúa siempre a la ofensiva, nunca a la defensiva.

  • No te hagas la víctima. No refunfuñes. No te quejes. No supliques.

  • Un empate con dignidad es una victoria para nosotros.

EL DEBATE CIVILIZADO…

  • Muestra firmeza, calma, capacidad de razonar, realismo, amor a nuestra ciudad/región/país, conocimiento de los hechos fundamentales y una actitud que refleje que te consideras igual a los demás, no superior.
  • Empieza siempre hablando de los valores, preferentemente de los valores que todos compartimos. Intenta ganar la partida en el terreno de los valores.
  • Trata con respeto a los conservadores, cuando les des la réplica. Nadie te escuchará si no lo tratas con respeto. Sé honesto. Evita los golpes bajos.
  • Es posible que tu oponente utilice un lenguaje que quiere decir lo contrario de lo que dice, es decir, el llamado lenguaje orwelliano. Utiliza tú un lenguaje que describa con precisión lo que él está diciendo.
Por ejemplo: Cuando Pizarro dice que “hace falta un nuevo modelo de compensaciones y protección social, en el que recibiría más fondos quien fuera más productivo”, realmente está proponiendo “privatizar las pensiones”.
  • Cuando oigas el lenguaje orwelliano observa de dónde surge, porque es una guía para saber en qué son vulnerables.

EL DEBATE CON LA OPOSICIÓN…

  • No esperes convencer a los conservadores incondicionales.
  • Los conservadores han caricaturizado a los progresistas haciendo que parezcan débiles, irritados, intelectualmente flojos, poco patriotas, desinformados y elitistas. Que no creen un estereotipo tuyo en ninguno de esos sentidos.
  • Utiliza, si puedes, cuestiones polémicas, a modo de cuña. Casos en los que tu oponente traicionará alguna de sus creencias, diga lo que diga.

APRENDE A ENMARCAR

Los marcos las estructuras mentales con las que los seres humanos interpretamos la realidad (y con las que, a veces, nos inventamos la realidad). Como consecuencia de ello, conforman las metas que nos proponemos, los planes que hacemos, nuestra manera de actuar y aquello que cuenta como el resultado bueno o malo de nuestras acciones. Toda palabra evoca un marco.

Por ejemplo, cuando hablamos del estado del bienestar, esto evoca un determinado modo de entender las políticas públicas. Se puede decir que utilizar ese término encaja en un marco progresista.

  • Una vez que tu marco se acepta dentro del discurso, todo lo que dices es sencillamente sentido común.
  • Decir sólo la verdad, no funciona.
  • Pensar de modo diferente requiere hablar de modo diferente. Cuando hay que discutir con el adversario: no utilices su lenguaje.
  • Cuando negamos un marco, evocamos el marco.
  • Sé sincero. Utiliza marcos en los que realmente crees, basados en valores que realmente defiendes.
  • No te limites a negar las reivindicaciones de otras personas; REENMARCA. Los marcos prevalecen sobre los hechos. Los marcos de él se mantendrán y los hechos rebotarán. Reenmarca siempre.
  • No respondas nunca a una pregunta enmarcada desde el punto de vista de tu oponente. El estilo de discurso corriente requiere que contestes directamente a las preguntas que te han hecho. Eso es una trampa.
  • Es posible que un oponente no sea sincero cuando su verdadero objetivo no es el que dice. Hazle ver con educación cuál es ese objetivo, y después reenmarca.

EN CAMPAÑA

  • Una campaña política no es una campaña de marketing y el candidato no es un producto.
  • Huye de los montajes mediáticos. Si el juego está trucado de antemano, no te prestes al juego.
  • Empieza siempre hablando de los valores, preferentemente de los valores que todos compartimos. Intenta ganar la partida en el terreno de los valores: La gente no vota por sus intereses, vota por sus valores, por su identidad, por aquellos con los que se identifican.
  • Cuenta historias. Búscate una buena colección de historias que funcionen.

LA GUERRA CULTURAL

Esta es la estrategia neocon mundial. Es una guerra conducida con todo lo imaginable, excepto munición real, contra los progresistas, a los que nos retrata como una amenaza para las identidades culturales, religiosas y personales de los conservadores. Sin esta guerra cultural, los conservadores no pueden ganar. No es una situación de crispación pasajera, es una estrategia PERMANENTE.

  • Nuestra meta es unir a los ciudadanos entorno a unos valores. Los ideólogos de la derecha quieren dividir a la población mediante una fea guerra cultural. Nosotros ganamos con un discurso civilizado y una conversación abierta y respetuosa.
  • Evita los debates a gritos. Recuerda que la derecha radical plantea una guerra cultural y que los gritos son la forma de discurso de esa guerra. El discurso civilizado es la forma de discurso de la moral progresista. Obtienes una victoria cuando el discurso se convierte en discurso civilizado.

2 comentarios:

Er_nestor dijo...

Decía una copla; "...no sé que pasa en el mundo, por Dios que yo no entiendo ná. El Cardo siempre gritando y la Flor siempre callá. Que grite la Flor y que se calle el Cardo; y tó aquel que sea mi enemigo que sea mi hermano...”
Deseo tanto un mundo así, de respeto, de educación y cultura. Un espacio que ese comportamiento sea de todos y cada uno de nosotros, que algo dentro de mi chirría, cuando leo tutoriales del buen hacer cuando la urna de plástico, deja el estante olvidado durante cuatro años, para salir a escena. Entendiendo perfectamente y agradeciéndolos al mismo tiempo, pero me chirría.

Esta bien, que los que somos llamados progresistas, liberales, rojos, recordemos por que lo somos, aunque la sombra del poder irremediablemente se dibujara en el horizonte.

Quiero creer que elegimos la posibilidad que alguien nos defina así por que buscamos un lugar mejor para todos, esa Arcadia perdida donde hallemos al fin la verdad de nuestra existencia, ya lo sé Utopía Filosófica y sin marca tendida en la manta ante los intelectuales ortodoxos.

Sigo creyendo; que digan lo que digan, Papas, Obispos y Gente Normal. Este mundo es de los diferentes, sobre todo, por que no nos engañemos, somos muchos lo que no encajamos dentro de tipo promulgado por algunos como Santo Grial del Modelo Social de Pasarela.

Y sobre todo, ese que inmenso montón de seres diferentes antes de actuar pensamos, será también justo para el otr@, sin esperar que ni el Cielo ni el Infierno nos oiga, por que sabemos que la voz de nuestra conciencia es mas implacable.

Ya me voy a dormir...esperando ese día cada vez más cercano que los actos antecedan a la teoría.

Saludos Compañeros y cambiemos por un momento con todo el respeto eso de; “... a las barricadas...” por a las urnas por el triunfo del progreso y la evolución. Así que como estoy cantarín vamos a contaminarnos de todas la voces que se alzan por mi compañero@.

Er_nestor.

Geógrafo Subjetivo dijo...

Me gusta lo que llevo leído en tu blog. Un saludo de otro sociata bético.